Etiquetas

lunes, 6 de noviembre de 2017

TARDES DE CINE

“Acostumbrarse es otra forma de morir”
Dulce Chacón.

Le conoció una tarde.
Agrio vino y serrín el escenario,
banda sonora triste,
música de posguerra y pandereta.
Sus manos no temblaron,
sus ojos no le vieron.
No supo amar como en el cine,
como Rita, Sara, Lola,  como Carmen.
Se dejó llevar, vivir.
Su madre la elevó a los altares,
tul de segunda mano en su noche de estreno.
Se acostumbró,
amor a media luz, incandescente.
Cuatro hijos nacieron,
con sangre envenenada y carne dulce,
y el cine la salvaba algunas tardes,
Joselito y Marisol, sesión continua.
La muerte la besó fuera de plano,
la ficción dejó de ser una escapada.
Hoy, fuera de lugar busca su sitio,
y ya no se acostumbra.
Alguna tarde gris se funde en negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario